Buscar Hoteles

* Turismo Vitivinícola. San Carlos posee aproximadamente 5500 hectáreas cultivadas con viñedos, donde se destaca la variedad Malbec.
Cuenta con 22 bodegas en actividad, con distintos perfiles pero todas con búsqueda del máximo potencial cualitativo. Las hay tradicionales-artesanales, fastuosas-industrializadas, o modestas pero modernas.
Según la época del año que se visite, se podrá disfrutar San Carlos de distintas formas: apreciar los verdes cultivos, participar de la vendimia (cosecha de la uva), observar el proceso completo de la elaboración y por supuesto degustar los más nobles y opulentos tintos, o los delicados y aromáticos blancos, según la elección de su paladar.

* Turismo Rural. San Carlos posee una naturaleza generosa e impactante y una cultura mezcla de colonizadores y pueblos nativos, que le otorgan una vida serena de campo. Esto invita a participar de tareas agrícolas, cabalgatas, paseos en sulkys, arreo de caballos, juntadas de vacas. Recorrer sus estancias cordilleranas y fincas tradicionales, donde las tradiciones y las herramientas trasladan al viajero en el tiempo.
Es posible deleitarse con los exquisitos vinos de la zona, acompañados por empanadas, locro, carne a la masa, chivo o lechón en horno de barro, o el típico asado criollo.
Amasar el pan, saborear el infaltable mate dulce, sopaipillas, tortitas mendocinas, deliciosos dulces artesanales.

*Turismo Religioso. Capillas antiguas y vistosas, e imágenes santas, sumadas a la imponente belleza del lugar, conforman un circuito que permite vivir una experiencia de verdadero recogimiento, oración y peregrinación.

Un conjunto de seis añejas, pero conservadas capillas y un pequeño santuario, forman parte de un agradable recorrido, que de norte a sur, le mostrará los más diversos paisajes del Departamento.

*Turismo Histórico. San Carlos es el lugar donde la historia y la tradición, hacen que la naturaleza se vuelva más impactante.

Su Patrimonio Histórico, Cultural y Turístico, formado por almacenes, pintorescos bares, casonas antiguas, intactos en su conservación, cuentan años, marcados por luchas nativas y gestas libertadoras, leyendas y costumbres, tradiciones y progreso.

*Turismo Aventura. San Carlos ofrece el gran atractivo de descubrir paisajes donde el hombre no ha dejado sus huellas aún.
Traspasando médanos y valles, existe la Cordillera Principal de los Andes, donde la geografía del lugar impone desafíos constantes a los deportistas más experimentados.
Una de las mejores formas de conocer todo el esplendor de este departamento, es recorrerlo a caballo.
Así en una sola experiencia se combina paisaje, cultura y placer. Como la de atravesar Los Andes, disfrutando al acomodar el equipamiento, al saborear un magnífico asado a las brasas, al deslumbrarse a cada paso con paisajes de ensueño, al acampar entrada la tarde, al observar un cielo maravilloso colmado de estrellas, al calentar el cuerpo degustando un buen vino o al ensillar los caballos al amanecer para continuar el viaje.

También con las travesías y excursiones en vehículos 4×4, al descubrir y crear caminos en los médanos y cerros, cruzar ríos y picadas.
Otras actividades menos arriesgadas pero no menos atrayentes, como mountain bike, caminatas campestres, avistaje de aves, pesca, ascensiones a cerros o al Volcán Maipú, son las posibilidades con las que San Carlos deleita al turista.